HABÍA UNA VEZ UN BOSQUE ENCANTADO ANIMADO POR PEQUEÑOS MUEBLES DE DISEÑO.

 

Había una vez un bosque encantado, poblado por animalitosde colores nacidos para la iluminación exteriorque, a causa de un horrible hechizo, se habían apagado.

 

En el bosque reinaba la tristeza.Pulcino, Honey, PalomayDoggy, recordaban los viejos tiempos, cuando iluminaban los jardines, las habitaciones de los niños, las terrazas de las casas felices.

 

Paloma, la madre del grupo demuebles de diseño e iluminación exterior, un día decidió rebelarse y emprendió un largo viaje en busca de energía.

 

Pulcino, el pequeño de Paloma, movido por el deseo de volver a ver a su madre decidió que también él tenía que hacer algo. Así fue como elaboró un plan con todos los muebles de jardín y la iluminación exterior presentes enel bosque.

 

Un díaPulcino voló tan alto que llegó hasta el arcoíris y capturó sus colores para compartirlos con toda la decoraciónpara jardines y la iluminación exteriorque había dejado de iluminar el bosque.

Fue así que se volvieron aún más dulces...y, al final del arcoíris, en vez de un tesoro, Pulcino encontró a su madre, Paloma.

 

The end.

 

Compartir: